domingo, 2 de febrero de 2014

MUERE LUIS ARAGONÉS (1938-2014). EL HOMBRE QUE CAMBIÓ LA SUERTE DE LA ROJA

En el día de ayer falleció en Madrid Luis Aragonés Suárez (Madrid, 1938 - 2014) jugador y entrenador de fútbol español con una de las trayectorias deportivas más longevas del fútbol mundial.

Nacido en el barrio madrileño de Hortaleza, Luis Aragonés empezó a practicar el fútbol en el Colegio Jesuita de Chamartín, actual Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, donde estudió hasta concluir el bachillerato.

A los quince años fichó por el Getafe Club de Fútbol, en el que jugó hasta 1958, año en que los ojeadores del Real Madrid se hicieron con su ficha para cederlo a varios equipos de segunda división: Recreativo de Huelva, Hércules y Plus Ultra, filial del equipo blanco. Aragonés estaba ya curtido y era joven y ambicioso, pero los técnicos no acababan de confiar en sus posibilidades. Debutó en primera el 11 de diciembre de 1960, con el Oviedo en calidad de cedido y fue uno de los más destacados del equipo en esa temporada.

Luis Aragonés
Jugador del Atlético de Madrid (1965-1975)
Aragonés no llegaría a debutar nunca en el club blanco que lo traspasó al Real Betis Balompié donde jugó tres temporadas para convertirse en uno de los mejores centrocampistas avanzados de la Liga en la temporada 1964-1965 lo que facilitó su fichaje por el Atlético de Madrid.

En diez temporadas con Luis como jugador el equipo rojiblanco ganó tres Ligas 1966, 1970 y 1973, dos Copas del Genaralísimo 1966 y 1972 y el Pichichi de la Liga 1969-1970, empatado con su compañero José Eulogio Gárate y con el madridista Amancio Amaro.

Aragonés debutó con la selección española el 8 de mayo de 1965, de la mano de Ladislao Kubala, y llegaría a vestir la camiseta nacional en once ocasiones.

Su partido más recordado lo disputó el 15 de mayo de 1974, cuando el Atlético de Madrid alcanzó su primera y hasta la fecha única final de la Copa de Europa hasta la fecha, ante el Bayern de Múnich,en el estadio Heysel de Bruselas. Luis, excelente lanzador de faltas, marcó un precioso gol por encima de la barrera que adelantó a los españoles a pocos minutos del final, pero los alemanes lograron in extremis el empate, resultado con el que terminó el encuentro. En aquella época no había desempate mediante penaltis, por lo que dos días después se disputó un segundo encuentro en que los alemanes, mejor preparados física y mentalmente, arrollaron a los colchoneros.

Luis Aragonés junto a Luiz Pereira
dos leyendas en la historia del Club Atlético de Madrid


Tras aquella gran decepción Luis colgaría las botas cuando había disputado seis partidos de la Liga 1974-1975. En su carrera como jugador jugó 265 partidos en primera división en los que marcó 123 goles.

Al día siguiente de acabar su carrera como jugador tomó las riendas del equipo como entrenador y no pudo empezar con mejor pie, ya que el Bayern de Munich se negó a jugar la Copa Intercontinental por los problemas políticos de la dictadura argentina y fue sustituido por el Atlético, que se alzó con el título tras derrotar a doble partido al equipo argentino Independiente de Avellaneda.

Con el mismo equipo ganó la Copa del Rey en 1976 y la Liga al año siguiente. Al finalizar la temporada 1977-78, Aragonés abandonó el cargo, si bien una temporada más tarde en la 1978-79 volvió a entrenar al Atlético en cuatro jornadas. En la 1979-80 regresaría al banquillo del Atlético, pero en esta ocasión los malos resultados hicieron que tirara la toalla antes de acabar la Liga.

Luis Aragonés
Seleccionador Nacional (2004-2008)

Tras un breve paso por el Real Betis en la temporada 1981-1982 volvió en la temporada 1982-1983 al Atlético, al que haría campeón de la Copa del Rey y de la Supercopa de España en 1985. En la temporada siguiente abandonó de nuevo, pero regresó en 1986-1987. En 1988 recaló en el Futbol Club Barcelona y un año después en el RCD Español de Barcelona.

En 1991 se marchó una vez más a su querido Atlético, al que hizo de nuevo campeón de la Copa del Rey en 1992 en un partido memorable en el que los rojiblancos vencieron al Real Madrid por 2 goles a 0 en el Santiago Bernabéu con goles de Schuster y Paulo Futre.

En 1993 hizo de nuevo las maletas para entrenar dos temporadas al Sevilla FC, con el que consiguió buenos resultados, lo que no impidió que en 1995-1996 y 1996-1997 se integrara en el Valencia CF, con el que consiguió el subcampeonato de Liga en su primera temporada detrás del Atlético en el año del doblete.


Aún quedaban otras sorpresas, porque en 1997-1998, con poca suerte, entrenó al Real Oviedo y, en la temporada siguiente, al RCD Mallorca, un equipo modesto al que clasificó como tercero de la Liga en un hito para el club balear.

En 2000-2001 entrenó una vez más al Atlético en segunda división al que ayudó a lograr el ascenso como campeón de la categoría y permaneció otras dos temporadas con los rojiblancos, a los que abandonó para regresar al RCD Mallorca en 2003-2004. Es en el año 2001 tras el ascenso del Atlético en el que Luis Aragonés recibe la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo por su trayectoria.

Luis estaba destinado a mayores logros cuando el 18 de agosto de 2004 debutó como seleccionador nacional. En primer lugar, logró clasificar a España para el Mundial de Alemania 2006 en el que fuimos eliminados por Francia en octavos de final. Aragonés presentó su dimisión, aunque finalmente decidió continuar como respuesta a las críticas que le llegaron por su labor. Estas críticas se hicieron especialmente agudas tras la decisión de no convocar al madridista Raúl González para la Eurocopa 2008, cuya clasificación había obtenido España en noviembre de 2007.

Luis Aragonés levanta la EURO 2008.
Ernst Happel Stadion, Viena, Austris.
29 de junio de 2008.

En la fase final de la Eurocopa 2008 celebrada en Austria y Suiza, todo cambió. Tras una primera fase en la que España mostró un juego incontestable y después de superar los cuartos de final ganando a Italia en los penaltis para romper un maleficio que la selección arrastraba desde 1984, España eliminó a Rusia en semifinales y a Alemania en la final por 1 a 0 con gol de Fernando Torres. De esta forma España ganaba su segunda Eurocopa cuarenta y cuatro años después de conquistar la primera ante la Unión Soviética con el mítico gol de Marcelino en el Bernabéu en 1964.

Tras la excelente actuación de España en la Eurocopa con Xavi Hernández, del Barça elegido mejor jugador; Iker Casillas, del Real Madrid portero menos goleado; el valencianista David Villa máximo goleador, en el mes de julio la FIFA eligió por primera vez a España como la mejor selección del mundo y a su seleccionador como el mejor del año, Luis deja el cargo de seleccionador cumpliendo su promesa de abandonar tras la Eurocopa. Aragonés no dejó el fútbol de inmediato ya que fue a probar suerte en el extranjero como técnico del Fenerbache turco, al que entrenó solamente durante la temporada 2009-2010.

La Eurocopa 2008 supuso el momento álgido de la carrera de Luis Aragonés

En 2010 Luis Aragonés recibe en el teatro Campoamor de Oviedo y con la selección española de fútbol y Vicente del Bosque el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes tras la consecución de la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010, que tuvieron continuidad con la Eurocopa 2012.

Con la muerte de Luis Aragonés nos deja un simbolo del Atlético de Madrid y una figura clave para entender la historia del fútbol español y que a lo largo de su extensa carrera como futbolista y entrenador ganó 4 ligas, 6 Copas, una Supercopa de España, una Copa Intercontinental y una Eurocopa de Naciones. D.E.P. 














No hay comentarios:

Publicar un comentario